Los rituales más extraños en el campo de fútbol

Orinan en el campo, rezan, se ponen calzoncillos al revés, todo para encantar la realidad. Los rituales son defendidos y utilizados no solo por futbolistas sino también por los entrenadores, algunos incluso visitan a hechiceros o brujas. Analicemos los más curiosos casos de rituales en el campo de fútbol.

En pleno apogeo de partidos y campeonatos, los jugadores marcan goles, los fanáticos se vuelven locos dentro y fuera de los estadios, pero casi nadie se da cuenta de qué rituales y supersticiones acompañan a los jugadores antes de que lleguen al campo o al momento de entrar. Miles de futbolistas (y deportistas varios), creen en algún tipo de ritual.

Calzones al revés

 El futbolista rumano Adrian Mutu, cree que jugar con la ropa interior puesta lo protege de los malos poderes en el campo. David Beckham cree en la felicidad que le traen las bragas de su esposa Victoria, aunque nadie sabe dónde o cómo, se sospecha que las lleva en algún bolsillo o compartimento mientras juega fútbol.

Roberto Vicario / CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)

Rituales de Fe Cristiana

Un caso bastante curioso es del Kaká, uno de los mejores futbolistas del mundo y quien desde siempre se ha considerado un cristiano devoto. Kaká dona mucho dinero al año a iglesias evangélicas y al hacer goles, solía celebrar mostrando camisetas con leyendas como “Jesús te ama”. Además de ello, el astro brasileño dice que siempre necesita orar antes de entrar al campo de juego, “comunicarse con Dios” le ayuda a jugar mejor y más tranquilo.

Sin embargo, en el fútbol europeo confluyen muchas religiones distintas, los escenarios pueden variar mucho entre sociedades con distinto nivel de tolerancia, por eso a todas las religiones se les pide máximo respeto por la pluralidad y en el caso de Kaká, ello implica rezar solo en su habitación (jamás ante sus compañeros o en la cancha), así como no utilizar desde hace muchos años, esas camisetas con mensajes cristianos que usaba para celebrar goles.

Jan S0L0 / CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)

Entre el ritual y la costumbre

El argentino Gonzalo Higuaín salta sobre la pierna izquierda tres veces. Más tarde toca la hierba con la mano derecha y hace una señal de cruz. Álvaro Arbeloa, a su vez, pisa la línea final, realiza un salto y un sprint. Cristiano Ronaldo, Pepe y Angel Di Maria siempre saltan el campo y entran al campo con el pie derecho.

Para algunos de ellos, con el tiempo esto más que un verdadero ritual de fe se ha vuelto una costumbre, pero tiene mucha fuerza e influencia en su confianza, en su voluntad y por ende, en su rendimiento en el campo de juego. Jugar sin cumplir alguno de estos rituales suele crear un descontrol en los jugadores acostumbrados a ello, que los errores no se hacen esperar.

En la película Space Jam, podemos ver a Michael Jordan reclamando a los extraterrestres una prenda íntima de la suerte, dice que sin ello no podría jugar y obliga a un desesperado rescate de los simpáticos personajes, quizás esa conducta no esté tan lejos de la realidad del deporte en el campo de fútbol.